¿Por qué ver ‘Por trece razones’?

¿De qué va?

El adolescente Clay Jensen vuelve un día a casa después del colegio y encuentra una misteriosa caja con su nombre. Dentro descubre una cinta grabada por Hannah Baker, una compañera de clase por la que siente algo especial y que se suicidó tan solo dos semanas atrás. En la cinta, cuenta que hay trece razones por las que ha decidido quitarse la vida. ¿Será Clay una de ellas?

Sus protagonistas

  • Dylan Minnette (Clay Jensen) solo con 20 años, este chico hace del adolescente más angustiado que he visto en mi vida, por saber que ha pasado realmente y porque Hannah se llegó a suicidar. Conocido por ‘Déjame entrar’, ‘Prisioneros’, ‘Perdidos’ o ‘Scandal’.
  • Katherine Langford’ (Hannah Baker) nuestra suicida favorita, esta actriz australiana de 21 años ha entrado en nuestras vidas para quedarse. Muy poco conocida, Netflix le ha dado la oportunidad y muy bien la ha aprovechado. Creo que se llegará a hablar mucho de ella.

¿El porqué?

Una serie notable que le tienes que dar una oportunidad. A muchos les puede espantar porque piensen que es un ‘drama teen’ para ver unos adolescentes llorando por las esquinas del instituto. Pues estáis muy equivocados, que si se trata el bullying, que sí, se ven las vidas de unos adolescentes pero es una serie para que no la paséis por alto.

Desde el primer momento te engancha sin que puedas a volver atrás. ¿Por qué se ha suicidado? ¿Qué tiene que ver en la historia Clay? Son 13 episodios que no te dan la sensación de relleno, si que a veces tienes ganas de saber que ha ocurrido pero tendrás que esperar todos los episodios para poder encajar las piezas.

No es el típico argumento, las animadoras malas, los populares son el diablo, no sabes quienes pueden ser los culpables, porque pueden ser cualquiera quien haya provocado que acabara cortándose las venas.

En resumen: Un misterio de barrio adinerado, un potente thriller, un gran ejercicio didáctico sobre bullying. El suicidio y empatía que engancha desde el inicio y, muy importante, una preciosa pero triste historia de amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *