Muere Carrie Fisher, la eterna Princesa Leia

 

Carrie Fisher, conocida por su papel en Star Wars como la Princesa Leia, ha fallecido a sus 60 años de edad.

La actriz sufrió un infarto el pasado viernes cuando viajaba de Londres a Los Ángeles. Al aterrizar fue atendida por el personal médico y fue trasladada al centro médico de la Universidad de California.

La revista Variety a través de su hermano, Todd Fisher, aseguró que la actriz ya estaba estable pero hoy tenemos que lamentar su pérdida.

Hija del cantante Eddie Fisher y la actriz Debbie Reynolds, Carrie Fisher creció rodeada de la fama y fortuna de Hollywood. A los dos años, su padre abandonó la familia para tener una relación con Elizabeth Taylor.

Carrie saltó a la fama con Star Wars: Una nueva esperanza (1977), primera entrega de la saga que la consolidó como actriz. Después prosiguió en El Imperio contraataca (1980) y El regreso del Jedi (1983).

El éxito de la trilogía la convirtió en una estrella pero su vida privada resultó tormentosa. Aún así, apareció en filmes como Hannah y sus hermanas (1986), de Woody Allen.

A inicios de los 80 fueron años de fuerte adicción a las drogas y fue diagnosticada como bipolar.

Fisher escribió ocho libros en total, el más reciente, The Princess Diarist, relató sus experiencias mientras grababa las tres películas de Star Wars en las que participó entre los años 70 y 80.

Su última aparición en el cine fue en el 2015, en El despertar de La Fuerza, séptima entrega de Star Wars.

Carrie Fisher era madre de Billie Catherine Lourd, actriz que aparece en la serie Scream Queens.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *